5 de Mayo: menos asfalto y más ciudad


Siempre podemos soñar e imaginar una ciudad mejor | Arnulfo Aldaco

Las calles son de todos ¿No? Entonces tiene que haber espacio para todos. Hay algunas calles que son más para moverse y otras para estar, aunque realmente todas se encuentran en algún punto de este espectro. En este aspecto, las banquetas juegan un papel fundamental, pues no solo acogen a los paseantes, en cualquier momento se pueden convertir en espacios sociales tan solo cuando nos detenemos a platicar.


Sin embargo, los carriles de circulación son muy diferentes, a menos que no se haga un cierre temporal de estos, solo dan cabida a la circulación. Mismo que hacen indiferentemente de su sección, en 3.00 metros solo puede circular un auto, en 4.00 metros es igual. Quizá se pueda conducir cómodamente a mayor velocidad, aunque no necesariamente siendo más seguro y también teniendo un mayor impacto (en ruido e incomodidad) en su contexto inmediato.


¿Podríamos decir que la circulación se ve favorecida con los carriles sobrados? NO | Google Street View

Habiendo puesto esto sobre la mesa, valdría la pena plantearnos cuánto espacio de nuestras calles le queremos dedicar exclusivamente a la circulación, hay que tener en cuenta que el espacio es finito, entre más tengan los autos, menos tendrán las banquetas, lo que se traduce en menor capacidad peatonal, una habitabilidad disminuida (elementos del paisaje como árboles son cruciales y requieren espacio) y para el desarrollo de la vida social urbana.


Aunque nos podríamos enfrascar en un extenso debate, quizá podamos observar y coincidir en algunos temas:


  1. La seguridad es primero, las calles no tienen que ser lugares peligrosos para andar.

  2. Ampliar la cantidad de carriles por unas cuadras no aumentará la capacidad de la vía, pues se generaría un cuello de botella más adelante.


Los mismos dos carriles ajustados mantienen la capacidad vial, pero ahora el nuevo espacio ganado es utilizado | Josafat Martínez

Y justo todo esto nos dirige a la pequeña intervención urbana realizada el pasado Día Mundial del Peatón por activistas de la ciudad. En 5 de Mayo entre Ignacio Allende y Rivero Y Gutiérrez se ampliaron las banquetas sobre la sección vehicular. Esto sobre un carril de circulación, mismo que solo existe en la misma cuadra (una antes y una después solo existen dos carriles).


Se abre la calle a nuevas posibilidades | Josafat Martínez

Con esto se consigue un banqueta un poco más decente (y segura), siendo 5 de Mayo vía bastante concurrida por su carácter comercial. Esta intervención demostró el éxito y viabilidad de hacer esto de manera permanente, me parece que el equipo del IMPLAN también estuvo observando y estudiando la intervanción.


Por algún extraño motivo los carriles se ampliaban al salir del túnel debajo de la plaza de armas | Google Street View

Y si lo pensamos se podrían conseguir una calle mucho mejor, más agradable y sin perder nada. Además, el espacio rescatado puede servir para instalar un arbolado frondoso, bancas y demás mobiliario urbano. Más o menos podemos comparar el antes y después en las siguientes imágenes.


Más o menos así está ahorita, banquetas mínimas y peligrosas. Comúnmente los peatones bajan al arroyo vial | Arnulfo Aldaco

Y con un poco de esfuerzo así puede quedar, no se ven los árboles, pero se observan los ritmos de alcorques listos | Arnulfo Aldaco

La verdad creo que no hay mucho más que decir, es clara la necesidad y viabilidad de este proyecto. Quizá lo único que quede cuestionarse es para cuando el Ayuntamiento de Aguascalientes lo hará realidad.


¡Muchas felicitaciones a los activistas que demostraron a la ciudad el valor de sus propuestas!

90 vistas