¿Cómo hacer ciudad con la vivienda vertical?

Ante la reciente popularización de la vivienda vertical en México, han surgido muchos nuevos edificios en las ciudades del país. Una de mis preocupaciones ha sido como los edificios interactúan con el espacio público, pudiendo activar, o al contrario, degradar. Con esto me he propuesto hacer un ejercicio de documentación y catalogación de algunos de estos edificios, misma que espero llegue a lo siguiente:

  • Promover una reflexión crítica sobre la vivienda vertical

  • Generar un pequeño marco de referencia para el quehacer de la arquitectura

  • Quizá llegar a problematizar ciertas tipologías

¿Por qué solo catalogar la vivienda vertical? Considero por varios motivos que estos desarrollos deberían de ser promovidos, pues permiten la generación de riqueza con un bajo consumo energético, algo muy relevante en la búsqueda de ciudades sustentables. Por otra parte, si son desarrollados con éxito pueden ser grandes catalizadores de espacios públicos activos.


He iniciado con muestras de las colonias Country Club y Providencia ambas urbanizadas bajo un paradigma postmoderno y con una trama urbana de cierta densidad y con potencial para generar experiencias urbanas (o no suburbanas si se quiere ver así).


Uso de suelo


Como bien mencioné en un inicio, el enfoque estará en edificios residenciales (R), aunque también incluiré aquellos mixtos (RM) con comercios pequeños que sean compatibles con el uso residencial.


Ejemplo de un edificio de uso mixto (RM), con el comercio en la planta inferior y vivienda en las segundas y terceras plantas

Ejemplo de un edificio completamente residencial (R)

Tamaño


Al hablar de vivienda vertical nos podemos encontrar edificios dos niveles, hasta rascacielos de más de 100 metros. Para fines prácticos haré cuatro distinciones de tamaño: pequeño (P), mediano (M), grande (G)y rascacielos (R).


Podríamos encontrar una equivalencia en algunas definiciones del idioma inglés:

  • Pequeño (P) - Low Rise Building - 2 a 4 niveles

  • Mediano (M) - Mid Rise Building - 5 a 9 niveles

  • Grande (G) - High Rise Building - 10 a 19 niveles

  • Rascacielos (R) - Skyscraper - 20+ niveles

Y si bien, podría haber una gran discusión acerca de estas categorías, creo que las propuestas podrían funcionar para catalogar edificios en las ciudades mexicanas.


Edificio pequeño (P) de 3 niveles

Edificio mediano (M) de 7 niveles

Un edificio grande (G) de 13 niveles

Los rascacielos (R) del condominio residencial américas, ambas con más de 20 pisos | esacademic.com

Podemos observar que los edificios pequeños son los únicos que se pueden integrar sin mucho conflicto en calles residenciales donde dominan las casas unifamiliares, algo común en varias urbes mexicanas. Me parece que los edificios medianos pueden funcionar bien en algunas avenidas. Los más altos son muy delicados, pues tienen un gran impacto.


Tratamiento del espacio público


Con esto me refiero a cómo se trabaja la superficie inmediata del espacio público, una banqueta en la mayoría de los casos. Ante esto la ponderación será cualitativa, considerando factores como: seguridad vial, sombra, superficie, mobiliario urbano, protección ambiental. Así que calificaré asignando tres apreciaciones diferentes:

  • Bueno (3)

  • Regular (2)

  • Malo (1)


Un buen (3) tratamiento de la banqueta, hay pocos puntos de conflicto, una superficie plana y abundante arbolado
Una banqueta regular (2), con limitado conflicto vial y algo de arbolado

Una mala (1) banqueta, no hay arbolado y muchos puntos de conflicto auto-peatón

Tratamiento de fachadas y emplazamiento


Al igual que con las banquetas, puede ser un poco ambiguo la aportación de una fachada al espacio público. De la misma manera, intentaré de ponderar en general elementos como: emplazamiento, tratamiento de planta baja, permeabilidad visual, interés visual, ingreso peatonal franco, etc. Sin embargo evaluaré sobre 5 puntos, quedando así:


  • Excelente (5)

  • Bueno (4)

  • Regular (3)

  • Malo (2)

  • Terrible (1)


Una excelente (5) propuesta, los comercios tienen alta interacción con la banqueta, los departamentos lo hacen a una mayor distancia con cómodas terrazas

Una buena (4) fachada, hay interacción espacio público edificio, además de fomentar la vigilancia pasiva de la calle

Regular (3) La mitad de la fachada es transparente y atractiva, la otra mitad es un muro ciego pero de baja altura

Una mala (2) propuesta, lejanía entre edificio y calle, además que hay un estacionamiento con rejas de por medio

Una terribile (1) propuesta, una gran muro ciego y alienación edificio-ciudad

Propuesta arquitectónica


Finalmente calificaré el valor de la propuesta arquitectónica, simplemente ponderando como generosa (2) y pobre (1). Para esto tendré en mente el lenguaje arquitectónico, integración al contexto, gestos, etc... Es algo vago y muy subjetivo, pero con estos puntos se podría llegar a un 10, intentando de evaluar el proyecto en general (aunque la calificación mínima sería 3, pero ni modo)



Buena (2) propuesta arquitectónica, jugando con vacíos y semi vacíos de la celosía. La cámara no captó un pequeño café en planta baja

Lenguaje arquitectónico caótico y muro ciego, mala (1) propuesta en general

Controversia y "tipos"


Posiblemente haya elegido factores inadecuados o me haya enfocado demasiado en el espacio público, pero es lo que se puede ver desde la calle. A pesar de esto, con estos parámetros se podrían agrupar los edificios en tipos por sus características similares, posiblemente los veamos en un próximo post. Finalmente la idea detrás de esto es promover una reflexión crítica, mostrando las posibilidades y riesgos de la vivienda vertical.


175 vistas